Menu
Vuelca tráiler en la de cuota

Vuelca tráiler en la de cuota

*Lugareños cometen rapiña...

Vigilancia y seguridad en más escuelas de San Cristóbal de Las Casas

Vigilancia y seguridad en más escue…

El objetivo prevenir acto...

Logra FGE vinculación a proceso y prisión preventiva oficiosa contra "Motonetos"

Logra FGE vinculación a proceso y p…

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas...

Realizan Mural a favor de la Paz en la zona sur de San Cristóbal de Las Casas

Realizan Mural a favor de la Paz en…

La mesa directiva de la c...

Integrantes de Las Abejas se manifiestan frente al palacio municipal de Chenalhó

Integrantes de Las Abejas se manifi…

La mañana de este jueves ...

Elementos de seguridad se enfrentan con gente de Pablo Pérez Santis en San Cristóbal de Las Casas

Elementos de seguridad se enfrentan…

* Los manifestantes vanda...

Crean Comisión Especial de Búsqueda y Localización de los revolucionarios Gabriel y Edmundo

Crean Comisión Especial de Búsqueda…

Integrantes del Frente Na...

Hallan cuerpo de un hombre flotando en el Río Amarillo

Hallan cuerpo de un hombre flotando…

San Cristóbal de Las Casa...

Estefanía, joven desaparecida en Chiapas, es hallada sin vida; investigan feminicidio

Estefanía, joven desaparecida en Ch…

Por Issa Maldonado Tuxtl...

Dos muertos y dos lesionados deja aparatoso accidente en la de cuota

Dos muertos y dos lesionados deja a…

Dos personas muertas y do...

Prev Next
A+ A A-

Prometo, no cumplo

Hay un vacío tan grande dejado en las últimas semanas por el presidente Enrique Peña Nieto, que sus colaboradores le están jugando las contras. Esta nueva historia de traiciones comienza en Nassau, capital de Bahamas, el 8 de diciembre de 2016, once meses después de que en una visita a los Emiratos Árabes Unidos atestiguó, junto con el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, vicepresidente y primer ministro emirato y gobernante de Dubái, la firma de acuerdos de colaboración para fortalecer las relaciones bilaterales y promoción para una mejor conectividad con México.

La reunión en Nassau produjo un memorando de entendimiento entre los dos países, firmado por Rodrigo Planas Rego, director general adjunto de Transporte y Control Aeronáutico de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y Saif Mohammed Al Suwaidi, director general de la Autoridad de Aviación Civil General de los Emiratos. En el memorando se comprometían a que Emirates Airlines, considerada como una de las cuatro mejores aerolíneas del mundo, iniciaría un vuelo entre Dubái y México, con escala en Barcelona, otorgándosele todos los derechos de las Quintas Libertades, que permite tomar y desembarcar pasajeros, correo y carga con destino o procedente de terceros estados.

Acto seguido, la Autoridad de Aviación Civil General emiratí presentó el 4 de abril pasado la solicitud formal a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para tener una frecuencia diaria a partir del 1 de noviembre de 2018, por lo cual Emirates realizó una inversión en preparación para el vuelo, y designó los aviones y las tripulaciones que emplearía. Según la aerolínea, proveería la conectividad de potencialmente 88 destinos en el Medio Oriente, Asia, África y Australia, que actualmente no cubre ninguna línea mexicana. Con ello se abriría la puerta al creciente turismo de India y a la exportación de productos agrícolas mexicanos que desean –salvo dátiles, todos los alimentos los tienen que importar–, así como a las actuales exportaciones de oro hacia esa región, que tienen que pasar por Europa, elevando sus costos de intermediación.

Dos semanas después de presentada la solicitud, la Dirección General de Transporte y Control Aeronáutico les informó que lo firmado no iba a poder ser, y que el compromiso adquirido no se iba a cumplir. La razón esgrimida fue que las condiciones de operación en esa ruta habían cambiado y que los derechos de tráfico aéreo acordados no se enmarcaban en el Acuerdo de Servicios Aéreos, firmado entre los dos países el 10 de octubre de 2012. En pocas palabras, que la conectividad comprometida por el presidente Peña Nieto no se iba a dar. Desde entonces, las autoridades de ambos países han sostenido conversaciones en la Ciudad de México e intercambiado documentos. Inclusive, los emiratíes hablaron con el subsecretario de Relaciones Exteriores, Carlos de Icaza, quien, de acuerdo con fuentes diplomáticas, quedó en el entendido que aceptarían la contrapropuesta que les hizo la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Esta contrapropuesta fue hecha el 5 de junio pasado, en la que le ofrecían tres frecuencias por semana: martes, jueves y sábado, en lugar de una diaria. También les dijeron que los horarios que deseaban, llegada a las 16:25 horas y salida a las 19 horas, no serían posibles por la congestión en el aeropuerto, y que tendrían como hora de llegada las 22 horas y salida a las 23:55. Emirates, cuya política es frecuencia diaria o nada, propuso que aceptaría, pero con la petición de que le permitieran cambiar del equipo 777 que pensaba utilizar en el vuelo a México, al 380 –que ya opera a la Ciudad de México Air France– para poder incrementar su capacidad de pasajeros y carga y permitir que esas frecuencias soportaran la viabilidad de la nueva ruta. Las autoridades mexicanas respondieron que no era posible, sin saberse con certeza cuál fue la razón por la cual tampoco aceptaron un cambio de cabina.

Uno de los argumentos internacionales contra las Quintas Libertades es que afecta a las empresas nacionales. En caso de que Emirates volara a México, con la frecuencia diaria, tendría 0.5 por ciento de los vuelos internacionales. Otro argumento que siempre se esgrime es que son empresas subsidiadas, con lo cual la competencia no es justa para las demás compañías aéreas. El argumento de Emirates al rechazar esa imputación son los estados financieros auditados por PricewaterhouseCoopers, que se ajustan a los estándares internacionales y que pueden consultarse en línea, y que desmantelan el argumento de que la financia el gobierno emiratí.

Empresa y autoridades emiratíes han buscado hablar con otros funcionarios del gobierno mexicano, con éxito relativo. Hace unas semanas pidieron una cita con el presidente Peña Nieto, cuya oficina, de acuerdo con fuentes de Los Pinos, los refirió con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, con quien no se han entrevistado. La postura de la Dirección General de Transporte y Control Aeronáutico es el equivalente, con salidas plausibles, a la negación del permiso de la ruta, al negarse a respetar el memorando de entendimiento firmado en Nassau y argumentar razones que nunca expuso antes.

Hay un daño potencial al turismo y el comercio bilateral, que Peña Nieto se comprometió a fortalecer, pero también a la imagen de México, que queda como un país donde lo acordado se incumple, afectando la certidumbre jurídica. Al final, no serán los funcionarios, sino el presidente, quien salga más afectado por omisión o negligencia en el cierre de administración, aunque quizás una raya más al maltrecho tigre ya no le haga mucha mella.

Leer más ...

Morena, tras el control territorial de la República

La austeridad en el gobierno será bien recibida por la población, pero puede ser usada para que Morena se haga del control político y financiero de los estados.

Tal vez sea un globo sonda, para medir el ambiente, aunque si no hay respuesta enérgica se puede convertir en realidad.

Se propone cerrar delegaciones de las dependencias federales en las entidades y sustituirlas por una sola coordinación estatal de programas de desarrollo en cada estado.

¿Y quiénes serán esos coordinadores?

Dirigentes de Morena, que tendrán en sus manos los programas sociales y de desarrollo en cada entidad federativa.

Morena tendrá un comisario político en cada estado, que dependerá directamente del presidente de la República.

Así se harán del control territorial donde no ganaron las elecciones.

Y aseguran que el próximo gobernador sea el morenista que manden desde Palacio Nacional.

El partido tendrá una centralidad por encima de las instituciones.

¿No que eran demócratas?

“Ellos van a proponer los proyectos a los secretarios de Estado y, en un segundo momento, son quienes van a sugerir los contratos y las licitaciones”, dijo uno de los colaboradores del virtual presidente electo al diario Reforma.

¿Y quiénes van a tener la representación presidencial para manejar en los estados los programas de desarrollo?

Aquí van algunos nombres: en Baja California, Jaime Bonilla, senador electo (fue el que invitó a AMLO al beisbol en San Diego) y exlíder de Morena en la entidad.

En Durango, Enrique Novelo, secretario de Finanzas de Morena.

Guerrero, Amílcar Sandoval, presidente de Morena en el estado.

Jalisco, Carlos Lomelí, excandidato al gobierno del estado, por Morena.

Estado de México, Delfina Gómez, excandidata de Morena al gobierno de esa entidad.

Michoacán, Roberto Pantoja, líder estatal de Morena.

Morelos, Rabindranath Salazar, exprecandidato de Morena al gobierno del estado.

Nayarit, Miguel Ángel Navarro, candidato perdedor de Morena a gobernador de la entidad.

Oaxaca, Nancy Ortiz, presidenta estatal de Morena.

Puebla, Rodrigo Abdalá, exprecandidata de Morena al gobierno poblano.

Tlaxcala, Lorena Cuéllar, excandidata al gobierno de la entidad por el PRD, ahora en Morena.

Yucatán, Joaquín Díaz Mena, excandidato al gobierno del estado, por Morena.

Es decir, en los estados no va a mandar el que eligió la gente, sino el que les envíe el presidente.

Van a gobernar donde no han ganado.

Todas las entidades del país –salvo quizá la Ciudad de México–, tienen un presupuesto integrado en más de 50 por ciento por aportaciones y participaciones del gobierno federal.

Es decir, el Ejecutivo federal tiene cómo tomar las riendas de los estados, si es que quiere. Y ahora quiere, a través del poder centralizado del comisario político.

Todo proyecto tendrá que pasar por el visto bueno de los coordinadores, que tal vez sepan muy poco de las diversas áreas del desarrollo, pero son de Morena y tienen la confianza del presidente.

Como en los viejos países comunistas, el partido tomará el control territorial de la república.

Los coordinadores que mande el presidente podrán hacer todos los amarres y compromisos con los grupos de poder y beneficiarios de obras, para convertirse en los próximos gobernadores de sus respectivos estados.

No habrá que esperar muchos años para ver que Morena se hace del poder en todos los estados del país.

Si es que esta iniciativa pasa, lo que es muy posible

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS