ALBERTO CARBOT

ALBERTO CARBOT

CAFÉ PARA TODOS

* LAS FUERZAS ARMADAS MEXICANAS, LA ÚNICA GARANTÍA PARA MANTENER A RAYA A LOS ENEMIGOS DE MÉXICO

* EN CHIAPAS MUCHOS ASPIRAN A SUCEDER A MANUEL VELASCO EL AÑO PRÓXIMO. LA VISITA DE AMLO, AVIVA EL ESCENARIO

Las Fuerzas Armadas mexicanas están bajo ataque y no precisamente de las bandas del crimen organizado, sino de ciertos sectores que se oponen a que se regule su actuación en la llamada Ley de Seguridad Interior que se dispone a discutir el Congreso.

Sin embargo, no se dan cuenta que el Ejército y la Marina -las instituciones más sólidas y profesionales con las que cuenta el país-, son de los pocos baluartes que nos quedan para hacerle frente a los verdaderos enemigos de México, que son los cárteles de las drogas y la delincuencia organizada.

Ante la inexistencia de cuerpos de policía preparados para combatir a estos criminales -quienes se han convertido en el gran azote de los mexicanos-, los militares han realizado tareas heroicas para mantener a raya a los delincuentes que utilizan armas que superan en calibre y potencia a las que utilizan comúnmente los cuerpos policiacos del país.

Desafortunadamente, en lugar de respaldar su actuación, existen grupos que se dedican a denostarlos, descalificarlos, minimizarlos y a atacarlos, lo que sin duda contribuye a desmoralizar a las tropas que exponen su vida y enfrentan condiciones difíciles para limitar el poder de las organizaciones criminales.

En ese contexto se inscriben precisamente  las críticas formuladas por Andrés Manuel López Obrador, quien cuestionó duramente la reciente ofensiva de la Marina en Tepic, Nayarit, contra miembros de una organización criminal.

El presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, alzó la voz para protestar por esta situación y dijo que varios de los muertos “eran menores de edad”, lo que a la postre resultó falso, pero que tampoco no significa que por su condición no estén al servicio de los Cárteles.

AMLO LUCHA HOY POR LOS DERECHOS HUMANOS DE LOS DELINCUENTES

López Obrador insiste en su maniqueista tesis de que el narcotráfico y la violencia, son un subproducto de la pobreza, la desigualdad o de “la mafia del poder”. Lo curioso es que, en busca de votos, el candidato de la supuesta izquierda ahora se preocupa por los derechos humanos de los delincuentes, un tema que antes estaba muy fuera de su radar.

Como sea, López Obrador está poniendo su granito de arena en las críticas orquestadas contra las Fuerzas Armadas, lo que de antemano le generará problemas internos en caso de llegar a la presidencia, porque necesitará del apoyo de los militares.

A la percepción de que los militares han incurrido en abusos contra los derechos humanos, contribuyen datos de que efectivamente en algunas ocasiones se han producido situaciones poco claras, en cuanto a los delincuentes muertos en combate.

Sin embargo, el fondo del problema deriva de que el ex presidente Felipe Calderón metió con calzador a las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen, sin ponerse a pensar primero en las consecuencias que ello traería.

Es necesario aclarar es que en un país donde el 97 por ciento de los delitos no son castigados -es decir, donde hay un altísimo índice de impunidad-, surgen este tipo de excesos, porque algunos militares quizá en el fondo se pregunten qué sentido desgastarse y exponer la vida para detener a un delincuente que luego obtiene la libertad fácilmente, engrasando la maquinaria judicial a golpe de billetes.

Sin embargo, el asunto es que con este tipo de señalamientos simplistas sólo se favorece a los detractores de la participación de la fuerzas armadas en el combate a la delincuencia, los “bad hombres”, para usar la terminología de Donald Trump.

De ahí que resulte justificada la defensa que hizo el presidente Enrique Peña, el pasado domingo en Puebla, al señalar que no son admisibles las descalificaciones sin sustento en contra de las Fuerzas Armadas, las cuales si algo han demostrado, es su total y permanente compromiso con México y los mexicanos en su conjunto.

El mismo general Salvador Cienfuegos mencionó que la Ley de Seguridad Interior que se discute actualmente en el Congreso no es una legislación “a modo” y se debe establecer la responsabilidad de cada gobierno en la lucha contra el crimen. Por lo tanto, manifestó claramente que de ninguna manera se pretende militarizar la seguridad pública.

Por ello se espera que al discutir esta reforma, los legisladores actúen con la cabeza fría para no darle alas a los detractores del Ejército y la Marina, quienes –aunque lo dude López Obrador-, son quienes más se exponen para que el país todavía viva en paz.

GRANOS DE CAFÉ

La gira de Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena,  por Chiapas el domingo pasado, generó una gran expectativa y movió a los analistas y a actores políticos locales a plantear diversos escenarios y a formular algunas especulaciones.

Se ha comenzado a visualizar por ejemplo que el propio político tabasqueño podría ser uno de los factores reales de poder que influiría en la integración de la coalición de partidos que inclinará la balanza hacia el hombre que relevará al gobernador Manuel Velasco Coello en el 2018, pues el panorama se ha complicado ante la aparición de varios aspirantes y el ganador aparentemente tendría que contar con el respaldo de AMLO, ya que no queda ninguna duda de que Morena integrará ese abanico de organizaciones.

Entre las sorpresas surgidas durante el reciente periplo de López Obrador, figura la aparición pública -y políticamente incorrecta-, de Rutilio Escandón Cardona, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia   del estado, quien al igual que Plácido Morales Vázquez, ex jefe de asesores del gobernador, intentaron atraer la atención de López Obrador, aunque no fueron los únicos que incurrieron en esta ofuscación política, pues lo mismo hizo Zoé, el hijo del ex gobernador Eduardo Robledo Rincón.

Durante el multitudinario mitin en Tuxtla Gutiérrez -que hizo recordar los dinosáuricos acarreos a los que por décadas nos acostumbró el PRI-, estos personajes bien conocidos en Chiapas por sus buenas o malas acciones, intentaron cortejar a López Obrador mostrándose ante él como las mejores cartas para el relevo del gobierno local.

El líder de Morena, sin embargo, evitó caer en este juego de vanidades y no dejó de advertir las desavenencias que cruzan a los distintos grupos a los que están vinculados.

Morena sin embargo podría descartar a cualquiera de estos personajes para impulsar a Enrique Gurría -dirigente estatal de la organización en la entidad-, quien, llegado el caso pudiese abanderar la candidatura de este partido de muy reciente cuño.

No obstante, en Chiapas la elección del próximo gobernador necesariamente pasará por los acuerdos que tanto el PRI, el Verde Ecologista, el PRD y el PAN tomen en los próximos meses, con candidatos propios o ajenos, según concuerdan los analistas.

De hecho, en el PRI se mencionan a tres figuras locales que podrían encabezar la candidatura tricolor a la magistratura estatal.

El primero de ellos es, indiscutiblemente,  José Antonio Aguilar Bodega, secretario del Campo en la actual administración de Velasco Coello, quien está precedido por un vasto currículum partidista y muchos sectores de la militancia, quien contendió ya a la gubernatura en la desigual contienda en la que resultó ganador Juan Sabines Guerrero, actual cónsul de México en Miami.

También se prevé en este escenario que Roberto Albores Gleason -actual senador por Chiapas-, tendría la oportunidad de disputar la candidatura del PRI, aunque muchos estiman que el verdadero “caballo negro” que podría obtener la preferencia del electorado y del voto duro del PRI en la entidad, es Roberto Domínguez Castellanos, ex rector de la UNICACH y actual secretario de Educación.

De este último se habla que posee una indiscutible sensibilidad para enfrentar la problemática actual en Chiapas y se ponderan su gran capacidad y habilidad negociadoras, pero también la firmeza de su actuación política cuando han sido necesarias, por lo que sus panegiristas y detractores aseguran que a la hora de la hora no se anda con medias tintas.

En este contexto, incluso se tienen contempladas hipotéticas alianzas del PRI como la que podría surgir con el Verde Ecologista, si así lo plantea el propio gobernador Manuel Velasco Coello, quien podría inclinarse por dar su visto bueno al senador Luis Armando Melgar, cuyo mayor activo hasta este momento es su credibilidad, bajo el postulado de menos política y más administración y transparencia.

Hasta el momento, de acuerdo a los analistas, Luis Armando Melgar encabezaría la larga nómina de personalidades de la política chiapaneca que han expresado su intención de suceder al gobernador, y no poseen, ni se ha inventado trayectorias merced a sus apellidos de alcurnia como pudieran ser los casos del propio Zoe Robledo y del mismo Roberto Albores.

Y como ya se ha demostrado hasta la saciedad que pertenecer o encabezar las preferencias en un partido no es garantía de triunfo -y son ahora las personas y no los partidos quienes favorecen o no con su voto-, Melgar pudiera ser quien aglutinara las voluntades e intenciones de los principales actores políticos del estado, si este fuese el caso.

La gran incógnita se presenta en el caso del PRD y del propio PAN pues auguran que podría construirse una posible alianza a través de Francisco Rojas, a quien se asegura apoyará el ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, si es que él no se define finalmente por impulsar a su amigo Rubén Velázquez, ex secretario de Gobierno y ex senador.

Sin embargo, al interior del PRD no habrá que perder de vista también al diputado federal Diego Valera – ex verde-ecologista, quien recientemente pasó a integrar las filas del PRD, el partido de sus orígenes-, y quien, pese a lo que se diga en los corrillos políticos, cuenta con el afecto del gobernador Velasco Coello.

El legislador pudiera también dar la sorpresa al buscar contender bajo las siglas PAN-PRD, aunque está plenamente consciente de que aún tiene mucho tiempo y espacio político por delante.

No obstante será hasta el próximo junio cuando se definirá el camino del PRD chiapaneco y se lleve a cabo el relevo institucional, donde el perfil y el carisma del joven legislador pudiera imponerse ante el obvio desgaste de la  actual dirigencia que encabeza César Espinoza, quien es respaldado por el dirigente del Congreso local, Eduardo Ramírez, del Verde Ecologista.

Cabe hacer notar que el caso de Eduardo Ramírez es significativo, porque para nadie es un secreto que ha hecho una gran labor para aglutinar y galvanizar a diversas fuerzas políticas en todo el estado, y se le considera con los méritos suficientes para ser el aspirante que logre el aval no sólo del Partido Verde, sino también del PRD e inclusive del PAN.

No obstante, muchos consideran que su máxima aspiración es lograr el beneplácito de Andrés Manuel López Obrador, con lo cual, aparentemente, tendría en la bolsa la candidatura y quizá la gubernatura.

Sin embargo, aún falta un largo trecho por recorrer y habrá que recordar que finalmente el escenario nacional necesariamente repercutirá en el ámbito local.

De ahí que ninguno de los posibles aspirantes podría presumir de tener asegurada la candidatura y mucho menos el triunfo en la bolsa…Sus comentarios envíelos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Publicado en Opinion

CAFÉ PARA TODOS

* EL FRACASO DE LA MARCHA ANTI TRUMP. LOS MEXICANOS ENREDADOS EN LUCHAS MEZQUINAS, MANIQUEÍSMOS IDEOLÓGICOS Y DISPUTAS ALDEANAS

* EL GOLPE DE TIMÓN DE MIGUEL ÁNGEL MANCERA PARA ECHAR DEL GABINETE AL DESLEAL MIGUEL TURRUCO MARQUÉS

Las buenas causas a veces pueden irse por la borda cuando quienes las convocan son objeto de la maledicencia de quienes tratan de desvirtuarlas. Este fue el caso de las marchas convocadas para protestar contra Donald Trump.

Desde los días previos a la demostración, en la que se pretendía mostrar el sentimiento de repudio hacia el nuevo presidente de Estados Unidos y la firmeza con que sabemos responder a las provocaciones y a las ofensas de que hemos sido objeto desde su postulación, comenzaron a surgir las divergencias.

Algunos de los organizadores querían convertir la jornada en una demostración de unidad monolítica de los mexicanos frente a la agresión externa, a la ofensiva xenófoba  y los embates racistas y vergonzantes de que hemos sido blanco.

Otros en cambio, pretendían que se protestara contra Trump pero al mismo tiempo también contra el presidente Enrique Peña Nieto, para que el repudio al jefe de la Casa Blanca no se interpretara como un apoyo circunstancial a favor del mandatario mexicano.

Sin embargo, la politiquería y la demagogia de algunos grupos dictatoriales de seudoizquierda -que creen que tienen el monopolio de las protestas- hicieron naufragar la movilización, de tal manera que cuando se creía que podría haber convocado a más de un millón de personas, apenas asistieron unas decenas de miles (22 mil según la policía capitalina).

De forma maniqueísta, algunos intentaron desvirtuarla, asegurando que se trataba de una manifestación de “pirrurris” de la derecha, cuando en realidad la convocatoria era lo más amplia posible y en su organización habían convergido diversas organizaciones no gubernamentales.

Por lo tanto, resultó un espectáculo lamentable que Isabel Miranda de Wallace -de la organización Alto al Secuestro-, marchara en forma paralela desde el Ángel hasta el Zócalo, mientras que otros grupos como “Vibra México” lo hicieran desde el Auditorio Nacional hasta la columna de la Independencia.

Pero fue realmente más bochornoso el que una activista que se ha ganado el respeto entre algunos sectores -y que vivió en carne propia el drama del secuestro y muerte de su hijo-, fuese blanco de un grupo de intolerantes.

Algunos le gritaron “¡fuera, fuera!”, la llamaron “asesina” y estuvieron a punto de agredirla.

UN TRATO INDIGNO CONTRA ISABEL MIRANDA DE WALLLACE

Quizá si se hubiese tratado de “la compañera” Rosario Ibarra de Piedra que ha navegado con estatus de “progre” por más de medio siglo, no hubiesen actuado de la misma manera.

Aún cuando muchos cuestionaron que la activista Isabel Miranda de Wallace promoviera la marcha Mexicanos Unidos para supuestamente respaldar las acciones del presidente Enrique Peña Nieto ante las acciones del gobierno de EU, no es justo que se le diera ese trato deleznable y se le marginara.

Al final, ella sólo logró reunir a mil 500 personas, pero sinceramente no tenía que ser objeto de vituperios.

Miranda de Wallace tuvo que ser escoltada por la policía e inclusive denunció haber recibido amenazas de muerte por sus divergencias con María Elena Medina Mora, presidenta de Causa en Común y organizadora de la marcha Vibra México.

“Ya tiene precio tu cabeza”, decía uno de los mensajes que difundió Miranda de Wallace, a quien se le “sugirió” de esta manera no acudir a la marcha, según publicaron algunos medios.

En cambio, “Vibra México” logró reunir unos 18 a 20 mil manifestantes, que tampoco fue una cifra que inquiete a nadie.

Esa es la parte más censurable de las marchas, porque la idea central de algunos de sus promotores -entre ellos figuras respetables como los historiadores Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze y el rector de la UNAM Enrique Graue-, era que los mexicanos sumaran fuerzas.

Pero en vista de los resultados, Trump debe estarse carcajeando todavía desde la Sala Oval al ver los informes de  que apenas unos cuantos decidieron marchar.

Resulta absurdo que en el país de las manifestaciones -donde todos los días hay grupos de todos los tamaños con pancartas y lanzando consignas, bloqueando calles y dando muestras de imaginación para repudiar hasta las cosas más triviales o estúpidas-, hayan olvidado el principio básico de toda manifestación y es que ésta debe enfocarse en un solo tema.

Lo que no es conveniente ni recomendable y mucho menos útil, pero especialmente resulta estúpido y totalmente absurdo, es manifestarse al mismo tiempo contra Donald Trump y también contra Peña Nieto.

¿Cómo podemos mostrar un frente unido para demostrarle a Trump la indignación por las ofensas que hemos sido víctimas, si al mismo tiempo le restamos autoridad al único hombre que -nos guste o no-, todavía nos representa, porque fue electo de acuerdo al precepto constitucional vigente y a quien no podemos remover del cargo más que a través de mecanismos institucionales?

Ahí es cuando se llega a la conclusión de que cada ciudadano tiene el país que se merece, porque con este tipo de actitudes -con esta inclinación hacia el conflicto, la revancha, el cobro de cuentas y hacia la politiquería-, nunca se podrá llegar muy lejos.

De ahí que es deplorable que la primera manifestación que se organiza en México contra Trump haya resultado un absoluto fracaso y es más patético su resultado, frente a la multitudinaria marcha de protesta de las mujeres en Washington, convocada al día siguiente de su toma de posesión.

La lección que nos deja este tipo de hechos, es que los mexicanos haríamos bien en postergar nuestras divergencias políticas en aras de un frente común, frente a la amenaza del exterior.

Hay un tiempo para cada suceso. El domingo pasado era tiempo de protestar en una sola voz contra la política de Donald Trump; de hacerle llegar la voz de México y que este eco se multiplicara a través de los medios electrónicos, el Internet, la prensa y las agencias de noticias extranjeras.

Lástima que egoístamente sigamos enredados en disputas mezquinas y maniqueísmos ideológicos retardatarios, odios de vecindad y disputas aldeanas. No quiero ni imaginar qué pasará el año próximo.

GRANOS DE CAFÉ

Al echar de su gabinete a Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo de la Ciudad de México, por fin Miguel Ángel Mancera dio muestras de autoridad. Esto representa un golpe de timón contra los infiltrados de Andrés Manuel López Obrador.

Así, de un solo plumazo borró la “sana distancia” que desde hace un lustro mantenía con el dueño de Morena.

El Jefe de Gobierno capitalino se sacudió de uno de los activistas de la causa del dueño de Morena, no sólo por desleal -condición que ha caracterizado la trayectoria del  turistero desde mucho antes de acceder a la política-, sino por irresponsable al compartir su tiempo con actividades proselitistas a favor de López Obrador.

El mismo Miguel Ángel Mancera Espinosa, habría declarado al periódico “El Universal”, que la ciudad requiere funcionarios de tiempo completo y no de personas que la mitad de su tiempo la dediquen a realizar cosas que no están dentro de su función”.

Este acto de gobierno, es al mismo tiempo un principio de legítima autoridad, lo que reivindica el doctorado en Derecho que ostenta el gobernante capitalino y que tanta falta ha hecho en su administración en momentos decisivos para contener la criminalidad que nos asola un día sí y otro también y de la cual dan cuenta las redes sociales que captan arteros e impunes asaltos y agresiones a los capitalinos.

Naturalmente el posicionamiento de Miguel Torruco -consuegro del multimillonario Carlos Slim-, tuvo lugar a través de un Twit, ya que ni siquiera tuvo los pantalones para informarlo a los medios.

En su cuenta, el también hotelero plasmó un escueto mensaje:

“Hoy –domingo 12- a las 13.00 horas presenté mi renuncia como secretario de Turismo de la Ciudad de México. Decidí renunciar como Secretario de Turismo CDMX para incorporarme al equipo de asesores de @lopezobrador_ #AMLO”.

Como era de esperarse, su nuevo jefe no desaprovechó la oportunidad de hacer campaña, y también al estilo Trump“ recriminó a Mancera, en su cuenta de twiter, el “artero” despido de su asesor en temas turísticos.

Claro, no podía esperarse otra reacción de quien ya está acostumbrado a vivir del erario público…Sus comentarios envíelos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Publicado en Opinion

CAFÉ PARA TODOS

* LAS TAREAS QUE EL ESPERAN A GERÓNIMO GUTIÉRREZ NUEVO EMBAJADOR DE MÉXICO EN EU;  VAN CUATRO EN LA ADMINISTRACIÓN DE PEÑA NIETO

* PIDE LA CROC AL INFONAVIT REINTEGRAR EL SALDO A FAVOR EN CRÉDITOS DE VIVIENDA

Con motivo del arribo de Donald Trump a la Casa Blanca, el gobierno mexicano ha decidido fortalecer su equipo diplomático, a fin de afrontar los retos de una gestión estadounidense que se prevé difícil, poco amistosa si no es que abiertamente hostil.

Para ello, se confirmó la semana pasada la designación de Gerónimo Gutiérrez como nuevo embajador en Washington, en sustitución de Carlos Sada. Posee amplia experiencia en relaciones con Estados Unidos, pues fungió como subsecretario de Relaciones Exteriores durante la gestión de Luis Ernesto Derbez, quien fue canciller con el ex presidente Vicente Fox.

Carlos Sada es un hombre de vasta trayectoria en los consulados mexicanos en el país vecino, pero el  nuevo canciller Luis Videgaray consideró que sería más útil como subsecretario para América del Norte.

A él sin embargo le corresponderá como último acto de su gestión -en tanto embajador mexicano en Washington-, el representar al gobierno mexicano en la toma de posesión de Trump, y de inmediato hará sus maletas, para asumir desde el próximo día 23 sus nuevas funciones.

La Cancillería destacó su amplia experiencia en el trabajo consular y en la protección de los derechos de los mexicanos que radican en Estados Unidos y su defensa de los intereses de México en el exterior.

Sada ha sido Cónsul General de México en Los Ángeles, Nueva York, Chicago, San Antonio y Toronto y consejero en la embajada en Washington, como responsable de las relaciones con el Congreso.

La Cancillería señaló que una vez que se haya obtenido el beneplácito correspondiente del gobierno de Estados Unidos, Peña Nieto someterá el nombramiento de Gerónimo Gutiérrez a consideración del Senado, para su ratificación.

Sin embargo, será un mero trámite, en el supuesto de que el gobierno mexicano cuenta ya con la anuencia del equipo de Trump, por sus vínculos cercanos con Videgaray.

Gutiérrez se ha desempeñado como funcionario público en las últimas cuatro administraciones gubernamentales. Fue subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, para América Latina y el Caribe y de Gobernación.

Actualmente es director-gerente del Banco de Desarrollo para América del Norte (BDAN), con sede en San Antonio, Texas, institución creada en el marco del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN).

Sada fue designado para el cargo apenas el 5 de abril del 2016, por lo que permaneció sólo poco más de 9 meses, casi el mismo tiempo que estuvo a cargo su predecesor, el académico Miguel Basáñez, con sólo 8 meses en su puesto.

Gutiérrez es un hombre muy experimentado con amplio conocimiento sobre la situación en la región de Norteamérica y buenos contactos entre la clase política estadounidense, y también se cree que podría fungir como un buen consejero para las arduas negociaciones del TLCAN, un tema muy difícil para el gobierno mexicano y que anticipa una dura disputa político-comercial.

Sin embargo, el canciller Luis Videgaray -doctor en economía por el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts-, aseguró que no caerá en una confrontación, ni en una sumisión vergonzosa, sobre todo cuando él mismo reveló que hace poco que fue felicitado por el yerno de Donald Trump, Jared Kushner, quien  será nombrado asesor presidencial y fungió como enlace para la entrevista entre Peña y el futuro mandatario de Estados Unidos.

La idea de reforzar al equipo diplomático con el que se enfrentará la era Trump puede parecer razonable, pero lo que resulta inusual es el constante ir y venir de los embajadores de México en EU. Desde que el presidente Peña asumió su cargo, han desfilado cuatro embajadores en la señorial edificación ubicada en 1911 Pennsylvania Avenue, en Washington.

Se ha comentado que estos constantes cambios impiden que los funcionarios a cargo de las relaciones con el país más poderoso del planeta puedan establecer y mantener contactos apropiados y estables para desarrollar mejor su tarea.

De ahí que sea deseable que el nuevo embajador de México en la capital estadounidense perdure en su encargo hasta que termine la gestión de Trump, o por lo menos hasta que concluya el de Enrique Peña.

De por sí las relaciones bilaterales no pasan por su mejor momento. Se tiene conocimiento que el presidente saliente Barack Obama se mostró muy hosco en los encuentros internacionales cuando Peña trataba de explicarle las circunstancias que llevaron a su país a buscar un encuentro con Donald Trump.

MÉXICO NO PAGARÁ EL MURO ASEGURA EL PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA

El presidente Enrique Peña dijo la semana pasada México “no pagará el muro” en la frontera con Estados Unidos, anunciado por el futuro mandatario del vecino país.

Con esta actitud quiso responder a quienes lo han acusado de tener una postura blandengue frente a los ataques de Trump. Afortunadamente está corrigiendo la postura reverente mostrada hasta ahora y dijo que México no aceptará amenazas para que las empresas no inviertan en el país.

“Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará”, mencionó Peña Nieto en conferencia de prensa, luego que Trump insistiera en que nuestro país financiará la valla fronteriza.

En un discurso durante una reunión anual con embajadores y cónsules mexicanos, afirmó por otra parte que buscará acuerdos que den certidumbre a la inversión en los tres países, durante la revisión del TLCAN.

“Vamos a defender las inversiones nacionales y extranjeras en México y asegurarnos de que México siga siendo un destino confiable y atractivo para invertir”, señaló, tras destacar que “en esta materia deben existir reglas claras para que continúe el flujo de capitales en la región”.

Al parecer siempre hay margen para expresar el descontento ante un hombre como Trump quien ha amenazado a las grandes empresas estadounidenses con aplicarles la mano dura mediante onerosos impuestos, si no cancelan sus planes para invertir en el país.

Bajo el asedio de Trump, por ejemplo, Ford -la multinacional fabricante de automóviles-, anunció que renunciaría a construir una nueva planta de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí, proyecto que podría generar unos 2 mil 800 empleos.

El grupo ítalo-estadounidense Fiat-Chrysler dejó a su vez abierta la posibilidad de retirar las inversiones en México si el gobierno estadounidense le aplica altos aranceles a las importaciones desde ese país.

“Rechazamos cualquier intento de influir en las decisiones de inversión en las empresas con base en el miedo o en amenazas”, dijo Peña Nieto, abandonado la cautela que había guardado frente a las amenazas de Trump.

Al menos es una buena señal que por fin Peña está rectificando y más vale tarde que nunca.

Reforzar el equipo del gobierno encargado de las relaciones con Estados Unidos y abandonar la actitud timorata y sumisa frente a un futuro gobernante que quiere pisotear a los mexicanos, parece ser el preámbulo de una postura digna.

Eso es lo mínimo que se espera tenga el gobierno de Enrique Peña para evitar que bajo presiones comerciales y de tipo migratorio, el nuevo gobierno que en pocos días encabezará Trump se continúe aprovechando de las debilidades de los mexicanos.

GRANOS DE CAFÉ

El líder de la CROC Isaías González Cuevas aseguró que su gremio solicitará al gobierno establecer un esquema para rembolsar a los trabajadores los excedentes por concepto de saldos a favor en créditos de vivienda del Infonavit.

La idea es que esos recursos ayuden a los trabajadores a mitigar el impacto en el gasto familiar que ha tenido el aumento en los precios de las gasolinas.

El senador González Cuevas explicó que esos recursos podrían ser superiores a los 5 mil millones de pesos, por lo que solicitó a Infonavit realizar un padrón para determinar el número de personas que sería beneficiadas con esa medida.

La propuesta para devolver el monto total de las aportaciones de los obreros al Infonavit, el IMSS y el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) fue hecha por la CROC desde diciembre pasado, pero con el aumento a las gasolinas la reafirmó.

Para el legislador es positivo que en el llamado “Acuerdo para el fortalecimiento económico y la  protección de la economía familiar” se haya incluido esta demanda y criticó los intentos por apropiarse la paternidad de la propuesta.

Para el senador este año será muy complicado pero confió en que el sector obrero saldrá adelante y aseguró que el sector obrero luchará con todo lo que esté a su alcance para mejorar las percepciones de los trabajadores a través de convenios de productividad que signifiquen incentivos económicos para los trabajadores”

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) insistió que la propuesta de reembolso de los excedentes del Infonavit a los trabajadores se busca que personas de sectores vulnerables que cotizaron en esas instituciones durante su vida laboral puedan acceder a esos recursos para “atenuar las dificultades económicas que enfrentan por el incremento de los precios en la canasta básica y en los servicios de transporte”.

Por su parte, Nabor Jiménez, representante de la CROC ante la Comisión de Vigilancia del Infonavit, dijo que también solicitaron que se eliminen las penalizaciones de 5 por ciento que cobra el instituto a los trabajadores que deciden liquidar de manera anticipada sus créditos de vivienda.

“Es inaceptable que cobren un excedente, cuando los bancos hacen totalmente lo contrario: ofrecen descuentos a los usuarios de los servicios financieros que pagan con anticipación las deudas”, afirmó el dirigente…

…Si el PRI no rectifica el camino, el 27 de este mes podría ser el principio del fin. El Estado de México representa la última “joya de la corona” que aún conserva, y si en esa entidad no logra amarrar una verdadera candidatura de unidad hacia la gubernatura, su destino estaría escrito. Es el único bastión que le queda luego de haber perdido Veracruz a manos del ex priista y hoy panista Miguel Ángel Yunes.

Al anunciarse la convocatoria para la inscripción de candidatos, de los que emergerá el ungido por el tricolor, literalmente se dio el banderazo de salida para los candidatos de los “otros” partidos como Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Morena que ya definieron a sus posibles contendientes.

Por el PRD Javier Salinas Narváez, quedó registrado como su precandidato ante la Comisión Nacional Electoral perredista, lo que augura el posible fin de las aspiraciones panistas por formar una alianza capaz de quitarle el gobierno al PRI en la entidad mexiquense.

Salinas Narváez, es diputado mexiquense de representación proporcional y ex diputado federal, cargos que son su mejor carta credencial, aunque confían en su arraigo ante el perredismo mexiquense o parte del mismo.

Por Morena, hizo lo conducente Delfina Gómez, diputada federal con licencia, y hasta el momento es la única que se ha registrado como precandidata. En los corillos políticos mexiquenses se asegura que fue ungida de forma unánime por el dueño de ese partido, Andrés Manuel López Obrador, aunque, naturalmente, la ex alcaldesa de Texcoco asegure lo contrario.

Por lo pronto, la ex profesora de primaria comenzará campaña el 23 de este mes, 15 días antes que los precandidatos del PRI.

Por su parte la Comisión de Procesos Internos del PRI mexiquense anunció que el candidato oficial del tricolor surgirá de la Convención de delegados que se efectuará el 3 de marzo próximo.

Aunque son muchos los candidatos para abanderar del tricolor, Alfredo del Mazo González y su prima Carolina Monroy del Mazo, se perfilan para llevar la estafeta del PRI en esta elección que, de acuerdo con los analistas será la más competida en su historia. Los caballos negros en esta elección interna, lo representan Isidro Pastor Medrano, ex dirigente del CDE y hasta hace pocos días secretario de Movilidad; el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida y también el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ernesto Nemer Álvarez.

Desde principios del siglo pasado, el PRI ha gobernado esta entidad, hoy bajo la conducción de Eruviel Ávila Villegas, y por su elevado número de electores -poco más de 11 millones de mexiquenses empadronados-, su importancia estratégica podría definir la elección presidencial en el 2018…Sus comentarios envíelos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Publicado en Opinion

CAFÉ PARA TODOS

* EL GASOLINAZO, EL PROLEGÓMENO DE LO QUE SE AVECINA. LAS CAMPANAS COMIENZAN A LLAMAR A DUELO

* EL ANUNCIO DE FORD SOBRE CANCELAR INVERSIÓN EN MÉXICO, UN ADELANTO DE LA POLÍTICA COMERCIAL DE DONALD TRUMP

El denominado coloquialmente “gasolinazo” -que elevó los precios de los combustibles del 16 al 24 por ciento a partir del 1 de enero-, es una medida histórica que sin duda para gran parte de los mexicanos representa un artero golpe al bolsillo de los consumidores y una vileza por parte de un gobierno que prometió bajar las tarifas de los energéticos.

A ese aumento se suman también un 10 por ciento, aproximadamente, del gas doméstico o “LP” (licuado de petróleo) y el de la electricidad, lo que significa que los mexicanos estaremos pagando cuentas mucho más altas y que nuestro presupuesto se hará polvo.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que las tarifas para el sector industrial aumentan entre 3.7 y 4.5 por ciento. Para el comercial entre 2.6 por ciento y 3.5 y de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) se eleva 2.6 por ciento, dependiendo de la zona geográfica.

Respecto al precio del gas LP -el cual fue liberalizado desde el pasado 1 de enero-, este será ajustado de acuerdo a la región de que se trate. En aquellas zonas muy distantes de la infraestructura de producción, el precio por kilo oscilará entre 12.93 y 13.64 pesos.

Además, al liberalizarse el mercado del gas LP, se elimina el subsidio del 10 por ciento que recibía, lo que implica un incremento real del 10 más el alza que se estableció por región.

Por cuanto al gas natural la Secretaría de Economía reportó que se ubicó en 3.327 el metro cúbico, contra 3.724 del 30 de diciembre pasado

La decisión del gobierno de aumentar en tal proporción los precios de los energéticos básicos no es del todo sorpresiva, porque ya había adelantado desde hace varias semanas lo que se haría y ello era ya del conocimiento de los partidos políticos de oposición, que hoy se rasgan las vestiduras y se declaran “sorprendidos” por la impopular medida.

Quizá se deba a que en diciembre se la pasaron en celebraciones o en viajes por Europa con cargo al erario y su euforia decembrina les impidió vislumbrar en toda su crudeza el hachazo que se nos venía encima.

De manera que cuando los dirigentes partidistas afirman que tratarán de reducir desde el Congreso el pesado impuesto que hace más elevado el incremento, lo único que hacen es justificar su pasividad y lavarse las manos.

Y tal como era de esperarse, el incremento en el precio de los energéticos, provocó la natural furia de la gente, que comenzó a movilizarse a través de las redes sociales.

Aunque algunos dirán que son sólo un puñado de personas de los que salieron el domingo a las calles -para protestar en el Ángel de la Independencia o este lunes y martes a bloquear decenas de gasolineras, carreteras y calles de varias ciudades del país-, en sí las acciones representan actos de oposición ciudadana a los que el gobierno no debe restarle importancia, pues la ola de manifestaciones amenaza con extenderse en los próximos días.

Quizá muchos mexicanos estén molestos, porque a veces los bloqueos en las carreteras, como el ocurrido anoche en la autopista México-Querétaro dejó varadas a miles de personas que retornaban a la capital del país, luego de pasar sus vacaciones de fin de año, pero hay que entender que la molestia ha alcanzado también nivel nacional.

Algunas gasolineras fueron “tomadas” y sobre las bombas fueron colocados sellos de protesta de “No al gasolinazo” y “Fuera Peña”.

Otras protestas ocurrieron en Zihuatanejo, Guerrero, donde los gremios de taxistas se movilizaron para bloquear cuatro gasolineras. En Coahuila, Jalisco, Puebla, Chiapas y Oaxaca, también hubo actos de protesta, que seguramente habrán de repetirse en los próximos días.

Para marzo próximo, está previsto que inicie el calendario de liberación de precios del energético comenzando por 2 estados del norte del país, hasta extenderse gradualmente para llegar a la capital y otros estados de la zona centro-sur en noviembre.

Realmente no se explica bien el esquema de precios establecido por la Secretaría de Hacienda -que incluye 90 diferentes tarifas dependientes de los costos del transporte de combustible y de la lejanía de los centros de distribución-, aunque el 40 por ciento del precio por litro corresponde a impuestos.

LA GASOLINA MÁS CARA EN MÉXICO, QUE EN OTROS PAÍSES; EL AUMENTO SÓLO BENEFICIA A LÓPEZ OBRADOR

Actualmente. la gasolina en México se cotiza por encima de los precios que rigen en Estados Unidos, Rusia, Venezuela e Irak.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), según analistas, podría ser el gran perdedor por la medida, al pavimentar el camino a la victoria de la oposición en las elecciones de este año en el Estado de México, el más poblado del país.

Lo peor es que parece que el líder del PRI, Enrique Ochoa Reza, está ciego o no entiende el justo reclamo de los mexicanos. Sólo así se explica que haya emitido un comunicado que resulta a la vez absurdo y contradictorio.

Luego de acudir a la toma de protesta de Marco Mena, nuevo gobernador de Tlaxcala, Ochoa Reza señaló:

“Nos solidarizamos profundamente con todas las mexicanas y los mexicanos ante este escenario responsable del gobierno de la República donde se reconoce el precio real de los combustibles en nuestro país”, y agregó que con las anteriores tarifas el gobierno tenía que gastar subsidios por unos 200 mil millones de pesos anuales para mantener precios artificiales.

Por ello, ni duda cabe que por esta impopular medida, tanto el probable candidato presidencial del PRI Miguel Ángel Osorio Chong, al igual que José Antonio Meade, titular de Hacienda y Crédito Público -a quien se ha visto muy movido últimamente intentando figurar en las encuestas-, serán los más perjudicados.

En cambio, el aumento en las gasolinas beneficia directamente a Andrés Manuel López Obrador, quien ya ha anticipado que si es electo decretará una reducción en los precios, aunque ante el desastroso panorama económico internacional, no ha dicho de qué manera logrará su propósito.

Total, si gana la elección el año próximo, luego podrá desdecirse, como lo hizo recientemente Jaime Rodríguez Calderón, el fariseo y mal llamado “Bronco”, gobernador de Nuevo León, quien había prometido eliminar el pago de la tenencia y al final decidió no hacerlo, al grito de “háganle como quieran”.

Como ya lo acostumbraron los pillos metidos a políticos, aseguró que desconocía las condiciones financieras en las que se hallaba Nuevo León y de manera cínica les dijo que “¡no la jodan, paguen sus impuestos! Si pagan sus impuestos podremos hacer mejores cosas, yo no vengo a darles atole con el dedo, yo vengo a decirles la verdad”.

Y como todo merolico de feria, que hace gala de sus artes de embaucador, Rodríguez Calderón se deslindó del problema asegurando que “este impuesto no lo inventé yo y asumo la responsabilidad completa, asumo el riesgo político”, explicó temerario. Y cómo no, ¿quién le va a  obligar a que cumpla sus promesas? Nadie.

Así de parecido será seguramente el planteamiento de quien a través de Morena quiere gobernar México, a menos que quiera volver a las etapas más oscuras del priismo del cual fue parte. La culpa de todo serán los que lo antecedieron y obviamente  “la mafia del poder”.

La ex primera dama, Margarita Zavala, del Partido Acción Nacional (PAN), no se podría beneficiar con esta medida, pues fue su propio marido Felipe Calderón Hinojosa, quien dio inicio al aumento mensual de los precios de las gasolinas.

Ahora, en términos realistas, desde el punto de vista estrictamente económico, quizá para muchos expertos el aumentar y liberar los precios de la gasolina era indispensable, por cuanto ya no era sostenible el creciente subsidio derivado de la importación de los combustibles, pero tal vez éste no fue el mejor momento.

Conviene recordar el consejo de ese gran ideólogo del sistema político mexicano, don Jesús Reyes Heroles, quien decía que no es conveniente despertar al México bronco.

Quizá algunos debieran recordar también que fue precisamente por un incremento de los precios de la gasolina por el que se dio el llamado “Caracazo”, ocurrido a fines de febrero de 1989 -cuando gobernaba el entonces presidente Carlos Andrés Pérez-, que culminó con enfrentamientos que causaron muchos muertos entre población civil y la policía y centenares de desaparecidos.

Probablemente si Peña Nieto creía que la situación ya era insostenible para las finanzas públicas, podría haber programado aumentos graduales del 2 por ciento mensual, pero algún genio le susurró al oído que hacerlo de golpe era mejor para que cuando tuvieran lugar las elecciones, ya todo el mundo se hubiera olvidado de este duro golpe al bolsillo de los mexicanos.

Sin embargo, tampoco hay que descartarlo, dado que los mexicanos tenemos memoria corta para muchas cosas, menos para las fechas sagradas de los vivales de la mal llamada “izquierda” que por décadas han medrado sobre los despojos mortuorios de sus supuestos adalides y usufructuado el poder para mitigar sus insaciables apetitos.

Lo cierto, es que cuando tengan lugar las próximas votaciones -sobre todo las que se efectuarán en el Estado de México y otras entidades, pero más que nada en la presidencial de 2018-, muchos se acordarán del gobierno de Enrique Peña y del PRI, por el rudo golpe con los precios de los energéticos.

Hay que recordar que el incremento de un 50 por ciento el impuesto al valor agregado (del 10 al 15), en 1995, sin duda influyó para que el PRI perdiera la mayoría en el Congreso en 1997 y luego las presidenciales del 2000 ante Vicente Fox.

“Nos veremos las caras en las votaciones de julio del año próximo” parece ya oírse a la distancia. Entonces las campanas comenzarán a llamar a duelo.

GRANOS DE CAFÉ

Muchos esperaban que las amenazas de Donald Trump empezaran a materializarse hasta después de su toma de posesión que tendrá lugar el próximo 20 de enero. Sin embargo, este martes puede considerarse que dio un pequeño adelanto del impacto que tendrán sus políticas sobre México.

El anuncio de la firma automotriz estadounidense Ford sobre la cancelación de un plan para construir una nueva planta de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí no puede interpretarse de otra forma.

La decisión de Ford es claramente una medida adoptada bajo la dura presión del futuro mandatario, lo que demuestra que la presidencia de Estados Unidos, aún cuando todavía no se ejerza, de hecho representa un inmenso poder.

Ford tenía planes para destinar mil 300 millones en la ampliación de su fábrica de motores en Chihuahua, en la que esperaba producir dos nuevos tipos de equipos diesel.

Asimismo, instalaría una planta de transmisiones mediante una inversión de unos mil 200 millones de dólares en Guanajuato, en alianza con la alemana Getrag, pero ahora se teme que estas otras 2 inversiones también sean canceladas.

Como se esperaba, el peso mexicano sufrió de inmediato las consecuencias y cayó hasta cerrar con un nuevo mínimo histórico, luego que se conoció la decisión de la Ford.

El Banco de México informó que el dólar spot, para operaciones foráneas, terminó en 21.05 unidades, superando su anterior marca histórica de 20.9475 establecida el 11 de noviembre del 2016. En total, la caída del peso fue de 31.10 centavos, equivalente a 1.5 por ciento. Al mayoreo, nuestra moneda cerró en 20.90 por dólar, contra 20.20 del cierre del lunes.

Las malas noticias llegaron desde que Trump lanzó un mensaje de Twitter en el cual adelantó que otra firma automotriz con amplia presencia en México, General Motors, sufriría represalias en impuestos si seguía sus planes de trasladar la producción de unos de sus automóviles a México.

Trump había ya amenazado desde su campaña a las compañías manufactureras que trasladaran sus plantas a México con imponerles represalias. Una de sus propuestas era que aplicará 35 por ciento de impuestos a esas empresas, lo que violaría las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), pero a estas alturas ya nadie duda que no le tiemble la mano a la hora de establecer un gravamen de esta naturaleza.

Quienes suponían que era simplemente un “bocón” y que una cosa era lo que decía y otra lo que haría hoy pueden comenzar a dudarlo. Así, su amenaza de cancelar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), vigente desde hace 23 años, y suscrito también con Canadá, si México no acepta renegociarlo conforme a las exigencias estadounidenses, ya no parece ser una simple bravuconada. ¿Qué más vendrá? …Sus comentarios envíelos al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  • Publicado en Opinion
Suscribirse a este canal RSS
Sportbook sites http://gbetting.co.uk/sport with register bonuses.