Menu
Vuelca tráiler en la de cuota

Vuelca tráiler en la de cuota

*Lugareños cometen rapiña...

Vigilancia y seguridad en más escuelas de San Cristóbal de Las Casas

Vigilancia y seguridad en más escue…

El objetivo prevenir acto...

Logra FGE vinculación a proceso y prisión preventiva oficiosa contra "Motonetos"

Logra FGE vinculación a proceso y p…

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas...

Realizan Mural a favor de la Paz en la zona sur de San Cristóbal de Las Casas

Realizan Mural a favor de la Paz en…

La mesa directiva de la c...

Integrantes de Las Abejas se manifiestan frente al palacio municipal de Chenalhó

Integrantes de Las Abejas se manifi…

La mañana de este jueves ...

Elementos de seguridad se enfrentan con gente de Pablo Pérez Santis en San Cristóbal de Las Casas

Elementos de seguridad se enfrentan…

* Los manifestantes vanda...

Crean Comisión Especial de Búsqueda y Localización de los revolucionarios Gabriel y Edmundo

Crean Comisión Especial de Búsqueda…

Integrantes del Frente Na...

Hallan cuerpo de un hombre flotando en el Río Amarillo

Hallan cuerpo de un hombre flotando…

San Cristóbal de Las Casa...

Estefanía, joven desaparecida en Chiapas, es hallada sin vida; investigan feminicidio

Estefanía, joven desaparecida en Ch…

Por Issa Maldonado Tuxtl...

Dos muertos y dos lesionados deja aparatoso accidente en la de cuota

Dos muertos y dos lesionados deja a…

Dos personas muertas y do...

Prev Next
A+ A A-

ROSENDO PARDO OSUNA

Autor: Christian Malcher. Escritor y periodista mexicano en el extranjero.

La mañana del 29 de marzo de 2006 el ingeniero, catedrático y periodista Rosendo Pardo Osuna se puso su ropa deportiva, montó su bicicleta de carreras, colocó los audífonos de su walkman sobre sus orejas y oprimió play. Rosendo salió de Tuxtla Gutiérrez y dirigió su pedalear hacia Berriozábal sobre la carretera federal 190.

Aquella misma mañana, en la ciudad de Cintalapa, el señor Gregorio Madrid Benítez se ponía al volante de su camión de redilas marca Dina con rumbo a Tuxtla Gutiérrez. Gregorio pasó el día anterior en el Rancho La Bondad, municipio de Suchiate, donde cargó su camión con trece toneladas de plátano. Una vez terminada la titánica labor, Gregorio abordó su Dina a las 6h de la tarde y manejó, a paso lentísimo debido al enorme peso de su carga, hasta la antes mencionada ciudad de Cintalapa a donde llegó, aproximadamente, a las 2h de la madrugada. Tras dos precarias horas de sueño, Gregorio reinició su viaje.

Cerca de una calera ubicada entre Tuxtla Gutiérrez y Berriozábal, Rosendo soltó el manubrio de su bicicleta de carreras para liberar sus brazos y ejercitarlos.

Gregorio proseguía su marcha hacia Tuxtla Gutiérrez. Al mirar la calera supo que su destino estaba próximo. A su derecha vio a un ciclista que llevaba puesto un par de audífonos y que ejercitaba sus brazos. Al llegar a una bajada memorable, gracias a que a un lado de la carretera hay un anuncio espectacular en forma de un toro gigantesco, Gregorio metió segunda para frenar con el motor. En ese momento sintió que el camión brincoteaba. Lo primero que le vino a la mente fue que alguna de las rejas de plátano se había soltado y caído. Se detuvo. Al bajarse del camión se percató, con horror, de que no se trataba de una penca de plátanos si no de aquel ciclista de los audífonos al que recién había rebasado.

Obnubilado por el pánico Gregorio abordó su viejo Dina y siguió su camino hasta la Central de Abastos de Tuxtla Gutiérrez. Tras descargar la unidad llamó a Claudia Verónica Bravo Palomeque, propietaria del camión, quien le ordenó que no comentara nada de lo ocurrido y que sacara al camión de la ciudad ya que no estaba asegurado ni por daños a terceros.

Cuatro personas llamaron a los servicios de emergencia con la esperanza de que en el cuerpo de aquel ciclista latería aun la vida. Al llegar, los paramédicos encontraron el cuerpo sin vida de Rosendo. La noticia de su muerte se dispersó rápidamente y las sospechas de que el gobierno estaba involucrado no se hicieron esperar: Rosendo era conocido por sus críticas al gobierno municipal de Tuxtla Gutiérrez encabezado por Juan Sabines.

Rosendo Pardo Osuna nació en Mazatlán, Sinaloa. Quienes lo conocieron lo recuerdan como un tipo curioso, de gran sed intelectual y con grandes ambiciones. Creció en los barrios más humildes de esa ciudad y esa experiencia templó su carácter. El joven Rosendo mostraba un profundo compromiso con sus ideales y el extraño talento de transformar su entorno positivamente.

Sus búsquedas lo llevaron a Monterrey, Nuevo León. Ahí se graduó de Ingeniero. Quienes lo trataron en esa época lo describen como un hombre trabajador, que siempre lograba lo que se proponía.

Años después el Instituto Tecnológico Autónomo de México le encomendó la apertura de su nuevo campus en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Fue el primer rector de esa institución y siguió dando cátedra hasta su muerte. También se hizo periodista y colaborador del periódico La Voz del Sureste.

 

Tras un año de investigaciones, la Fiscalía General del Estado detuvo a Gregorio Madrid y a Claudia Bravo y dio por cerrado el caso del asesinato de Rosendo Pardo Osuna. Durante ese año (2006) los ataques violentos contra periodistas se duplicaron y la confianza del público en las instituciones y gobiernos disminuyó. Las instituciones no han logrado resolver el crimen de que en México el pensamiento crítico y el compromiso con la verdad sean percibidos por la gente como actividades peligrosas. Esto es una forma de coerción a la libertad de prensa.

Leer más ...

DE LOS EDITORES...

Atlas de riesgos

En Chiapas, 105  de  los 122  municipios no cuentan con  un atlas  de riesgo municipal, por lo que no cumplen con la reforma a  la ley estatal de protección civil, la cual   obliga  a estas entidades a contar con esta herramienta de  prevención  a  una escala uno cinco mil, sostuvo Luis Manuel García Moreno, secretario, de PC en la entidad.

Dijo que la ley obliga a los ayuntamientos a que cuenten con atlas  municipales de riesgos, pero hasta ahora solamente 17 municipios han cumplido, entre ellos están Tuxtla Gutiérrez, San  Cristóbal  de Las Casas, Tapachula, Comitán, Tonalá, Palenque, Arriaga, Villaflores, por mencionar algunos. Y el único actualizado es el de Tuxtla Gutiérrez.

Chiapas cuanta  con un  atlas estatal de riesgos,  sin embargo para prevenir contingencias naturales como los sismos, huracanes, deslizamientos de laderas, inundaciones o fenómenos antropológicos es necesario contar con atlas municipales de riesgo con mayor detalle de acuerdo a la  vulnerabilidad particular de cada municipio.

García Moreno apuntó que el atlas municipal de riesgo permitirá tener información  de la vulnerabilidad, los peligros y los riesgos en los municipios del estado, y así  poder para  tomar decisiones y armonizarlo con los planes de desarrollo urbano  de cada demarcación municipal para la edificación de nuevos  desarrollos  de construcción. 

Es necesario que se exija a los alcaldes que cumplan con la ley, sobre todo porque Chiapas es una zona vulnerable a sismos, contingencias naturales y otros fenómenos y ante ellos la autoridad está obligada a proteger la vida y el patrimonio de la ciudad.

 

Ya basta de corrupción e ineficiencia de autoridades municipales que sólo llegan tres años a la pesca y se olvidan de sus compromisos con la sociedad. Es tiempo de que se pongan a trabajar los alcaldes y los comités municipales de protección civil.

Leer más ...

COMENTARIOS POLITICOS POR VICTOR TOMAS PACHECO ROSADO

Administraciones van y administraciones vienen y este día de la libertad de expresión (7 de junio), pasa desapercibido para los funcionarios públicos que ni siquiera se toman la molestia de felicitar a los periodistas en funciones.

Porque no es lo mismo estar copiando y pegando en las redes sociales a estar escribiendo los aconteceres diarios en algún medio impreso y combinando con las redes sociales que son por ahora la herramienta más común para las noticias.

El periodista nace, no se hace de la noche a la mañana. Unos ahora estudian la cerrera de Ciencias de la Comunicación, pero cuando terminan de estudiar y se enfrentan a la realidad muchos se dedican a otra cosa y otros muy pocos son los que logran encajar en esta tan delicada y peligrosa tarea la de informar los hechos cotidianos.

Antiguamente no había escuelas, ni universidades. el periodismo era empírico y si querías dedicarte a esa carrera tendrías que someterte a las órdenes de alguno de los de la vieja guardia y aprender lo que él hacía para  posteriormente desempeñarte como comunicador.

En la actualidad ya cualquiera se dice periodista sólo porque escribe algo y lo sube a las redes sociales, o porta una charola mal habida y  ya se sienten con el derecho de extorsionar a cualquier funcionario que se les para enfrente.

O en su defecto meterse en la vida privada de las personas o criticar a sus propios compañeros cuando en el gremio periodístico debe haber ética y profesionalismo para no caer en lo vulgar y la defenestración.

Este día debe de servir de reflexión para aquellos que se dedican a la extorsión y el chantaje y que confunden con el verdadero periodismo, porque de lo contrario día a día se está acabando con la imagen de los verdaderos periodistas quienes ven con tristeza como se denigra su gremio.

 

Desde estas líneas va un cordial saludo y una extensa felicitación a todo los verdaderos comunicadores,  los que se dedican a la noble tarea de informar de los aconteceres diarios en forma correcta y honesta.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS